Google, La Historia

GOOGLE: LA HISTORIA DE UN TITÁN



Conforme internet empezó a proliferar a mediados de la década de 1990, investigadores y compañías por igual se apresuraron a desarrollar herramientas que permitieran a los navegantes de la Red surcar por sus masivas tiendas de datos para encontrar datos de información específica. Pero fueron dos jóvenes estudiantes graduados, Larry Page y Sergey Brin, cuyos esfuerzos rindieron el mecanismo de búsqueda en Internet más popular de hoy y una muy redituable compañía de Internet llamada Google. Llamada con el nombre del término matemático que representa el número 10 a la centésima potencia, Google es una presencia tan dominante en la Red que ahora se usa como un verbo. ¿Alguna vez ha “googleado” a alguien? ¿No? Pues siga leyendo

DEL DORMITORIO ESCOLAR A LA SALA DE CONSEJO

Cuando se conocieron en la Universidad de Stanford, Page y Brin ya tenían la fama de ser genios técnicos. Juntos decidieron desarrollar un proceso para buscar en internet y estuvieron de acuerdo en hacerlo usando una red de computadoras personales baratas, en lugar de servidores de gran escala. Cortos de recursos tomaron prestadas computadoras en su escuela, establecieron el centro de datos en el cuarto del dormitorio de Page y, en 1997, produjeron su primera actividad de un mecanismo de búsqueda que llamaron BackRub.

Aun cuando las personas que vieron BackRub quedaron impresionadas, Page y Brin no pudieron vender la tecnología a otras compañías de Internet. Sin acobardarse, empezaron a buscar inversionistas y con gusto aceptaron un checke de 100000 dólares de Andy Bechtolsheim, uno de los fundadores de Sun Mycrosystems. Reunieron casi un millón y nació Google, Inc.

La compañía inició sus operaciones de manera oficial en Septiembre de 1998 y a pesar que Google.com aún estaba a prueba, fue designado uno de los “principales 100 sitios de red y mecanismos de búsqueda” por PC Magazine en 1998. Para Febrero de 1999, manejaba medio millón de búsquedas diarias y crecía a pasos agigantados. La compañía extendió al contratar nuevos empleados e instalarse en una espaciosa oficina, apodada el Googleplex en Mountain View, California. Más tarde ese año, se completó la prueba Beta y clientes como America Online empezaron a inscribirse para usar la tecnología de búsqueda de Google en sus propios sitios.

Google se convirtió en el mecanismo de búsqueda más grande del mundo en 2000, realizando 18 millones de búsquedas diarias. Esa cifra explotó a 100 millones de búsquedas cada día en Febrero de 2001. Además, el Googleplex adquirió la reputación de ser un lugar para trabajar creativo y deseable y empezó a atraer talento de alto nivel. Su plan de piso abierto alentó la comunicación entre sus empleados y sus fundadores contrataron a un chef de renombre mundial, organizaron partidos de hockey en patines y celebraron reuniones cada Viernes que incluía a toda la compañía. Este entorno corporativo ha despertado un giro de innovaciones y rápidas expansiones internacionales que atrajeron con éxito a clientes y anunciantes de renombre. Pero la clave del éxito de Google ha sido su tecnología subyacente, una fórmula exclusiva desarrollada por Page y Brin que permite a los usuarios realizar búsquedas rápidas y precisas en toda la Red Mundial en cuestión de segundos.

ESTABLECER SUS “SITIOS” SOBRE RESULTADOS MÁS PRECISOS

Con el nacimiento de Internet, quienes tuvieron la paciencia y la habilidad suficientes para buscarla comenzaron a disponer de información más amplia. Page y Brin estaban decididos a ayudar a los que no disponían de ellas. “El mecanismo de búsqueda perfecto comprendería con precisión lo que usted quiere decir y darle justamente lo que quiere”, explicó Page. Ya existían varios mecanismos de búsqueda y funcionaban al examinar la Red, resumiendo información al crear un índice y luego uniendo la consulta original con las páginas que contenían la palabra o frase relevantes. No obstante, los resultados a menudos eran imprecisos, o demasiado voluminosos para ser útiles.

Brin y Page resolvieron esto al crear un algoritmo llamado PageRank que “clasifica los resultados de acuerdo con su importancia percibida”. El algoritmo empieza por asignar a todas las páginas “tocadas” (hit) el mismo valor inicial. Sigue para incrementar el valor de una página relevante con la que se enlaza. Las clasificaciones finales se usan para clasificar los resultados de manera significativa para la persona que inició la búsqueda, de manera que la página con mayor relevancia percibida sea mostrada primero y el resto clasificadas de manera descendente.

Si bien es cierto, Google fue capaz de resolver algunos de los retos relacionados con los mecanismos de búsqueda por Internet, no encontró de inmediato la forma de volverse rentable. Sin embargo, a diferencia de muchos proyectos de Internet recién llegados, también resolvió rápidamente esa ecuación.


Publicaciones interdiarias, 07:00 a.m. (Zona horaria UTC or GMT -05:00) ¡¡¡Gracias por tu Visita y No olvides regresar!!!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El Fruto, sus partes y tipos de frutos. La Semilla, partes. Diseminación y Germinación.

Análisis de las Corrientes Literarias de la Literatura Peruana