¿Por qué sufrimos las personas? Inocencia, la clave.

Cuando vemos una lágrima recorrer nuestra mejilla, con el pecho golpeado y la mente pensando en un dolor azotador e interminable, siempre nos preguntamos ¿Qué error cometimos para encontrarnos en una circunstancia cómo está? Si llorar es una medicina para nuestras penas, no creo que nos equivoquemos conscientes de que nuestros actos nos harán perder el control. Y qué hay de aquellas personas en las que confiábamos y llegaron a traicionarnos. Qué hay de las personas que fingieron ser nuestros amigos, pero al pasar el tiempo, en literal, se quitaron la máscara que llevaban puesta y descubrieron una imagen, la cual fue suficiente para hundirnos en una fosa depresión de la cual tardamos meses, hasta años en salir; mientras pensábamos ¿Por qué me ocurre esto a mí?

Pienso que el dolor y el sufrimiento son parte de nuestro marketing de la vida. Sé que esto suena extraño. Cada día que paso nosotros vamos recorriendo diversas experiencias que nos consolidan como personas, que nos ayudan a creer y fortalecer nuestra personalidad, y quizás el mayor reto sea, mantener nuestro ego, nuestro YO frente a los obstáculos emocionales que atentan contra nosotros, en afán de interrumpir nuestro desarrollo personal y profesional. Una vez alguien habrá dicho, las emociones no se mezclan con nuestras actividades diarias. Lo cierto es que es imposible. De nuestro estado de ánimo dependerá mucho como nos desenvolvamos en nuestras relaciones interpersonales, sociales e intrapersonales.

Si estás alegre llevas un día con muchas ideas, si estás triste llevas un día descuidado en cualquier actividad que realices, por más que quieras pretender ser lo más maduro posible en dividir tu ámbito profesional y emocional, tarde o temprano te dejas derrotar por las malas circunstancias que te han tocado vivir.

Nuestras lágrimas que recorren las tímidas mejillas son acaso el castigo por nuestros errores o el exceso de confianza en nuestros semejantes. Quizás no, quizás sí. Sin embargo, por ahí se dice que el primer hombre fue un inocente. ¿Qué es inocencia? Una persona inocente como el primer hombre estaba desnudo en un huerto, lleno de animales, con una hermosa vista a la naturaleza, en comunión con animales, que hoy sabemos son depredadores, lleno de ojos limpios, sin pensamientos en alcanzar fama o fortuna, sin mentira en los labios, sin deseos exacerbados de complacer su cuerpo; solo en un huerto donde ni él sabía que estaba desnudo.

La imagen y semejanza de aquel hombre que tuvo su primer error y fue expulsado, es la que llevamos ahora. Es natural que cometamos errores, pues la inocencia e ingenuidad es parte de nuestra naturaleza humana. ¿Por qué sufrimos las personas? Porque nuestra condición emocional y psíquica tiene como raíz la falta de experiencia, el desconocimiento del mundo externo que nos rodea día a día y el candor con el que hemos nacido. No hay quien nos guíe, no hay quien nos diga qué nos puede ocurrir más adelante, ni mucho menos podemos saber el futuro, a pesar que muchas ciencias se han desarrollado durante siglos, en busca de respuestas en las estrellas…

Las personas buscamos respuestas, el por qué de las cosas, pero por más inteligencia que poseamos, ni esfuerzo que hagamos, no podremos nacer con la experiencia suficiente para defendernos y no llorar, y tampoco podremos conocer el futuro. Solo debemos aceptar nuestra condición humana de inocencia y procurar que nuestras lágrimas que resbalan frías por nuestras mejillas, sean un paso adelante a mejorar y perdonar, que todos aprendemos en este mundo, y el mal que te hacen, aquella persona que lo hizo lo pagará el doble, pues con la misma vara que mides serás medido.

Sin embargo, si hoy lloras, no es porque hayas cometido un error o haya sido tu destino sufrir en este mundo. Eres una persona que ha heredado la inocencia del primer hombre, de tus padres e incluso, de ti mismo, porque somos únicos en el mundo. Si hoy sufrimos, mañana tendremos razones para que nuestras lágrimas no caigan de los fijos ojos por las pálidas mejillas, en vano.


Publicaciones interdiarias, 07:00 a.m. (Zona horaria UTC or GMT -05:00) ¡¡¡Gracias por tu Visita y No olvides regresar!!!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El Fruto, sus partes y tipos de frutos. La Semilla, partes. Diseminación y Germinación.

Análisis de las Corrientes Literarias de la Literatura Peruana