El Error de “Oralidad”


Redactar es la forma de transmitir por escrito nuestras ideas. Cuando redactamos, podemos cometer errores de redacción, como por ejemplo la “oralidad”.

Lea los siguientes fragmentos de texto:

Bien, si analizamos la historia reciente, concluiremos que la riqueza de las naciones está en el conocimiento”.
“La situación política actual es muy grave. ¿Y por qué digo esto? Porque los partidos carecen de representatividad”.
“Bueno, según lo que varios especialistas afirman, son varias las ventajas comerciales que tiene el arte popular sudamericano en Europa y Estados Unidos. Las principales razones son que en los países desarrollados hay una mayor capacidad adquisitiva de la población y una mejor valoración del trabajo artesanal. ¿No es cierto?”.

Las palabras o frases resaltadas presentan un uso incorrecto de la lengua escrita llamado ORALIDAD. Se comete este error cuando se escribe exactamente como se habla, sin reparar en que el escribir y el hablar son dos usos diferentes del idioma, cada uno con sus propias características y limitaciones. Veamos el siguiente cuadro:


Debido a las características señaladas, en la comunicación oral se produce pausas, interrogaciones retóricas (no son formuladas para que sean respondidas por el receptor) como las de los fragmentos 2 y 3, digresiones (apartarse del tema), frases incompletas, pausas retóricas como en 1 y 3, etc.

Ejercicios:

Subrayar las oralidades en los siguientes textos:

Los detractores del gobierno señalan que éste aún no ha resuelto los principales problemas económicos del país. Ahora bien, según las cifras que publican los medios de prensa, la inflación anualizada ha sido de 8.5%. ¿no es verdad? Estos logros deben ser reconocidos y valorados, pues. De otra manera, estamos promoviendo la desinformación y desorientación a la opinión pública.
En este artículo vamos a tratar brevemente acerca de un tema de actualidad: Las diferencias entre jóvenes y adultos. Fíjense, desde los años 50 se ha escrito y hablado muchísimo sobre la brecha o abismo generacional. Me pregunto: ¿Es esa una realidad, solo una exageración o una expresión figurada que no corresponde con lo que se vive diariamente?

También Puedes Revisar:

Errores de Redacción



Fuentes Bibliográficas.
Miguel Carneiro Figueroa. 1998. “Manual de Redacción Superior”. EDITORIAL SAN MARCOS, LIMA-PERÚ. Págs. 30-31.
Publicaciones Diarias en horario de 09:00 a.m.y de 4:00 p.m. (Zona horaria UTC or GMT -05:00) ¡¡¡Gracias por tu Visita y No olvides regresar!!!

Comentarios

  1. esto es una buena forma de aprender gracias.... desde tacna

    ResponderEliminar
  2. esta es una buena forma de aprender .......gracias desde Tacna

    ResponderEliminar
  3. Muchos gracias por tu comentario :) ¡Arriba Tacna! Espero pronto visitar la ciudad heroica.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, lo publicaremos en breve.

Entradas más populares de este blog

El Fruto, sus partes y tipos de frutos. La Semilla, partes. Diseminación y Germinación.

Análisis de las Corrientes Literarias de la Literatura Peruana