Tipología de los Amarres


Los amarres son una forma de manifestación personal para controlar la voluntad de una persona. Su alta efectividad no solo se da en la persona que lo efectúa o en la fe de la persona que lo pide, también se da en su elaborada estructura y en las tipologías que puede tener.

Tipología de los Amarres

Existen varios tipos de amarres, entre los más importantes tenemos:

1. Amarres temporales.

Corresponden a trabajos mágicos que tienen un efecto limitado de tiempo. Dependiendo del operador puede tener una duración de 6 meses a 1 año aproximadamente.

El magnetismo etérico al cabo de ese tiempo va decayendo progresivamente en intensidad y puede que sucedan cosas.

a) Pude ser que entre la pareja surja amor verdadero y en este caso el amarre ha servido como detonante para el desarrollo de mayores sentimientos de pareja.

b) Puede darse el caso que una vez acabado el magnetismo etérico la persona amarrada sienta un desinterés gradual e incluso puede llegar a sentir como un “despertar” y no se explique porque pasó lo que pasó.

2. Amarres eternos.

Estos trabajos tienen una duración que se prolonga en el tiempo. En principio su efecto debe supervivir aun después de la muerte ya que el trabajo mágico crea un lazo astral muy poderoso que vincula hacia una persona.

Sin embargo, hay que señalar que existen muy pocos maestros espirituales en todo el planeta que posean los conocimientos y poderes espirituales para plasmar dichos trabajos.

Existen trabajo que en el mercado nos hacen pasar por amarres eternos aunque en realidad no lo son y poseen un periodo de duración de alrededor de dos años y luego viene un decaimiento progresivo, y suele dejar como saldo final una vinculación en la cual la persona amarrada suele tener cada cierto periodo de tiempo una fuerte urgencia de tener relaciones sexuales con la persona encargó el trabajo y la busca para concretar dichos encuentros.

3. Amarres preventivos.

Algunas veces una pareja establecida se lleva bien y no existen mayores problemas en el seno de dichas parejas; sin embargo, uno de los integrantes puede encargar un amarre llamado preventivo con el objeto de “asegurar” a su pareja. El tiempo de eficacia de tales trabajos es difícil de establecer dado que la pareja en cuestión lleva una relación bastante buena.

4. Amarres sexuales.

Estos trabajos están más bien orientados hacia crear una fuerte urgencia sexual en la persona amarrada y dirigir este deseo hacia una persona determinada.

Las personas que encargan dichos trabajos son personas que solo desean vivir un affaire o aventura sexual con alguien que es más bien indiferente con ella.

Un nexo de este tipo puede tener consecuencias imprevisibles dado que pueden surgir sentimientos amorosos intensos y complicar de este modo las cosas produciéndose un torbellino en el panorama sentimental que puede acarrear problemas si la persona es casada o mantiene algún compromiso firme con alguien.

También Puedes Revisar:

Fuentes Bibliográficas.
Adriana Matienzo Valdez. 2010. Magia Roja: Magia de Amor. Primera Edición. EDITORIAL MIRBET S.A.C, Lima-Perú. Págs. 59-60.

Publicaciones Diarias en horario de 09:00 a.m.y de 4:00 p.m. (Zona horaria UTC or GMT -05:00) ¡¡¡Gracias por tu Visita y No olvides regresar!!!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El Fruto, sus partes y tipos de frutos. La Semilla, partes. Diseminación y Germinación.

Análisis de las Corrientes Literarias de la Literatura Peruana