Trujillo de la Eterna Primavera


Cuando llegas de momento a una ciudad y te enlazas poco a poco con ella, empiezas a vivir el amor desde la perspectiva del deseo en aprender más sobre ella y su esencia. Continua leyendo y descubrirás que Trujillo es más que una ciudad del Perú.

Por @anggelusnero


Así es como te vas volviendo un miembro más de su familia. La hospitalidad de una ciudad te envuelve como el calor de hogar. Pasas de ser un visitante, a compartir vivencias, lograr aprendizajes, recibir servicios y ser protegido como si fueras uno más de sus hijos.

Cuando yo llegué a Trujillo, evocaba una ciudad como todas y solo que debía cuidarme de ser asaltado. Es fácil caer en equívoco cuando desconoces; pero fácil enamorarte de una ciudad que va dándote la bienvenida y mostrándose como parte nuclear de la historia de nuestro amado Perú.

Si empezamos desde la plaza de Armas del centro histórico, nos trasladamos a la época de la conquista de Pizarro: Diego de Almagro fundó y dio hermosura a esta ciudad porque se la dedicó al audaz conquistador que con trece en la isla del gallo continuó su búsqueda de riqueza. El mármol que se ve en el piso de la plaza nos demuestra que el Perú de aquel entonces sobreabundaba en riquezas.

Las calles alrededor de la plaza histórica: Jr. Francisco Pizarro, Jr. Don Diego de Almagro, Jr. Independencia y Jr. Orbegoso son muestras inéditas del esplendor que trajeron los conquistadores y la forma como organizaron su gobierno. Recordemos que el fracaso de los socios no fue por la lucha indígena, que estaban subyugados, sino por la codicia de sus miembros internos.

La Av. España, que vemos en la imagen, una circunvalación no muy amplia que formaba las murallas que protegían la ciudad de Trujillo del ataque de piratas y corsarios. Cinco portadas se abrían: la sierra, ubicada en el cruce de la Av. España y Jr. Unión; Moche, en la Av. Moche y Av. España; Huamán, entre la Av. España y el Jr. Ayacucho; Paita o Mansiche; y, la portada de Miraflores en la av. del mismo nombre. No estoy alabando a los conquistadores, pero señores aquellos hombres eran militares y sabían como proteger sus propios intereses. Su estrategia y creatividad hicieron posible que el pueblo del Tahuantinsuyo cayera a sus pies: quien viene a Trujillo entenderá qué significa lo que menciono así como la gloria de aquellos años.

El 06 de Noviembre de 1534, Almagro la denominó Villa Trujillo, en recuerdo a la tierra natal de Francisco Pizarro. El 05 de Marzo de 1535, Pizarro fundó oficialmente la ciudad de Trujillo. El 23 de Noviembre de 1537, el Rey de España Carlos V le dio el título de "Ciudad", mediante Real Cédula en la Villa de Valladolid.

Trujillo, la ciudad de la eterna primavera. Yo la conocí este Febrero de 2012 y no tenía previsto quedarme tanto tiempo y aprender que la grandeza del Perú no se mide por partes, sino por TODAS LAS ÉPOCAS de su historia, llena de gallardía, valentía, sacrificio, estrategia, honor, gloria y esplendor, auges, honra, dificultades y mucho que, tu amigo lector, debes ser tentado por la curiosidad de descubrir.

Por @anggelusnero, desde Android.

Published with Blogger-droid v2.0.4

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El Fruto, sus partes y tipos de frutos. La Semilla, partes. Diseminación y Germinación.

Análisis de las Corrientes Literarias de la Literatura Peruana