Se tú quien ocupe mi lugar

"Tu amistad me rescato de los brazos de la soledad". Con este cuento, un colaborador te propone reflexionar sobre la importancia que tiene el amor a Dios y los valores de la solidaridad y el apoyo mutuo.
Yayaris
Había una vez un pueblito llamado la esperanza, era pequeño geográficamente, y, no había muchos habitantes él.

Un domingo por la mañana  como cualquier otro, los pobladores irían a misa, era una forma de dar gracias  a DIOS, por haber enviado un sacerdote humanitario, que con el tiempo inculco perseverancia, paciencia y mucha fe, basado en el AMOR.

 Sin embargo este día llovió tanto que las calles se inundaron, los pobladores no sabían qué hacer, unos cuantos propusieron tener calma. Como la lluvia no dejaba de caer, y, por la radio se escuchaba la noticia que ese pequeño pueblo puede ser que desaparezca por un desastre natural, el sacerdote del pueblo llamo a todos los pobladores, para proponerles que se vayan lo más rápido posible, que salven a sus familias, y que se salven ellos.

Toda la plata que tenía en sus manos que no eran más, que las ofrendas de misa de todos los domingos se los entrego y  Les pidió a todos solidarizarse unos con otros para mantener la unión. Los botes obtenidos no alcanzaban para todos así que sólo unos pocos se quedaron.

 Como la lluvia no dejaba de caer, y, el pueblo más se sumía en el agua, el sacerdote  hizo subir a los pocos que quedaron a la torre de la iglesia, él  sabía que allí estarían a salvo hasta que lleguen los rescatistas. También sabía que la torre no aguantaría el peso de una sola persona más. Así que se quedo en  el techo de una casa continua a la iglesia. En tanta desesperación las personas se olvidaron del sacerdote. Solo un niño le rogaba que suba a la torre.

El sacerdote le dijo: Manuel ¿Dónde está tu caramelo de la  casa de JESUCRISTO?
El niño respondió en mi corazón padrecito.
El sacerdote movió la cabeza positivamente y le dijo:
Consérvalo siempre, no dejes que se haga amargo algo dulce. Ahora ve con tu mama yo estaré en la casa de DIOS.

Cuando  llegaron los rescatistas, pusieron a salvo a todos; Ya  en tierra firme, algunos pobladores explotaban de enojo porque no poder rescatar sus  cosas.

En la noche un niño pregunto: Mami ¿tú sabes  dónde está el padrecito que nos llevo a su casa, cuando papá murió y nos botaron de la nuestra?

La mama del niño le dijo: Manuelito por favor duérmete.

El niño insistentemente dijo: ¿mami te has olvidado del padrecito que me compro el caramelo más dulce?
La mama del niño le dijo ¡basta Manuel!  Te pido que te duermas.

Una vez más el niño dijo: mami todos los muertos van a la casa de DIOS  ¿VERDAD?

La señora muy enojada le respondió  ¡sí Manuel! , ya te he dicho no me gusta que hables de eso, duérmete.

El niño con sollozando y en voz bajita dijo: mami no te enojes solo quería tener la seguridad de que mi papito ahora ya tendría  con quien jugar, el padrecito es bueno, jugaba mucho conmigo, se que ahora lo hará con mi papa.

Cuando termino de hablar se puso a llorar, un segundo después recordó que en su corazón guarda un caramelo de la casa de Jesucristo.

Claro que nuestras vidas no son pequeños pueblos que se sumen en el agua, sin embargo muchas veces estamos tan desprevenidos que olvidamos a las personas que dejaron su lugar para nosotros ocuparlos, que sacrificaron algo por nosotros, que se yo, tal vez su tiempo, el que lo emplearía para obtener un logro personal, o su dinero que lo gastaría en su alimentación, o su propia vida con la que podría ser muy feliz, por el sólo hecho querían que estemos bien, porque saben que es el AMOR. Quisieron sembrar la esperanza en nosotros, esperanza de que aun podamos encontrara a alguien que sacrifique algo suyo por nosotros, esperanza de recordarnos que nosotros somos importantes para alguien y en un momento crucial recordar que con alguien contamos.

Recordatorio:
Recordemos que  no es suficiente saber qué alguien nos quiere, es necesario saber si contamos con esa persona cuando las cosas en nuestras vidas anden mal.

Recuerda que puedes comentar libremente ¡Deja tu comentario! Publicaciones Diarias en horario de 09:00 a.m.y de 4:00 p.m. (Zona horaria UTC or GMT -05:00) ¡¡¡Gracias por tu Visita y No olvides regresar!!!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El Fruto, sus partes y tipos de frutos. La Semilla, partes. Diseminación y Germinación.

Análisis de las Corrientes Literarias de la Literatura Peruana