Hemisferios Cerebrales en el Lenguaje.



“Dos cerebros, dos lenguas”. El ser humano posee dos cerebros, por lo tanto, dos lenguajes: el hemisferio cerebral izquierdo y el hemisferio cerebral derecho.
Esto hace que estudiar sobre ambos sea imprescindible. Saber qué parte de nuestro cerebro está trabajando en cierta actividad cognoscitiva nos ayuda a fortalecer mejor nuestras capacidades de aprendizaje y uso del lenguaje como canal de comunicación. Tenemos entonces:


  • HEMISFERIO CEREBRAL IZQUIERDO. Especializado en la traducción de la percepción de la realidad a representaciones lógicas, semánticas, fonéticas y entre sus funciones entra todo cuanto se relaciona con el lenguaje. Por eso se llama, también, hemisferio verbal.
  • HEMISFERIO CEREBRAL DERECHO. Desarrollado para la comprensión “unitaria-holística” de nuestras configuraciones y estructuras. Sus funciones coinciden con la de los procesos primarios y su lenguaje es arcaico y poco desarrollado.

En el hemisferio cerebral izquierdo se localiza el área de la sintaxis – o de Broca -, encargada de establecer las relaciones sintagmáticas y el área de la semántica – o de Wernicke – encargada de las relaciones paradigmáticas.

Debido a las características del hemisferio derecho es que podemos correr y bailar sin tropezarnos con los objetos que nos rodean. El hemisferio izquierdo, con su organización temporo-secuencial nos permite analizar los detalles y las partes. Se dice que el hemisferio izquierdo ve 124 árboles mientras que el derecho ve un bosque.

Si queremos saber que es el lenguaje y cómo funciona tenemos que asomarnos a lo que sabemos sobre la organización de la actividad del cerebro (procesos mentales), desde el almacenamiento de la información hasta la deducción de inferencias lógicas.

Hoy suele admitirse que el aparato cerebral está constituido por un conjunto estructurado de sistemas diferentes: transmisores sensoriales, sistemas de entrada (percepción visual, auditiva, gramática) y de sistemas centrales (memoria, razonamiento, decisión, asociación, atención). Cada uno de estos tipos de unidad tiene propiedades empíricas diferentes. Cada sistema acepta solo ciertas clases de datos, es decir, las representaciones que vienen en un determinado formato. Además, cada uno tiene una forma propia y específica de representar está información y procesarla. 


Recuerda que puedes comentar libremente ¡Deja tu comentario! Publicaciones todos los Lunes (Zona horaria UTC or GMT -05:00) ¡¡¡Gracias por tu Visita y No olvides regresar!!!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El Fruto, sus partes y tipos de frutos. La Semilla, partes. Diseminación y Germinación.

Análisis de las Corrientes Literarias de la Literatura Peruana