Pertenezco a la generación rebelde…



Feliz navidad y próspero año 2014 a todos mis lectores y vistantes del blog... Aquí les dejo un artículo tanto para nosotros como para la nueva generación...

Que huía del colegio cambiando de esquina y entraba en los recreos trepando el muro. Que esquivamos las palabras de nuestros padres y burlábamos la autoridad que se nos imponía en casa. Que aprendimos que los castigos solo cohíben, por eso los rechazamos por algo mejor: ver TV o Jugar Nintendo. Si nuestro tío decía algo nos importaba poco, si algo nos pasaba corríamos donde nuestro mejor amigo, porque la confianza en nuestros padres solo tornaba cuando debía solucionarnos la mesada.

Hicimos de nuestros días, un encuentro maravilloso con nosotros mismos, con nuestros amigos: no teníamos una laptop, pero la vimos nacer, producto de la rebeldía de quienes dieron el primer paso, el segundo lo dimos nosotros usándolos. Una generación que vio como el mundo cambiaba, porque mientras unos se burlaban del año 2000, nosotros vimos como nuestra nueva era dio un vertiginoso salto.

Llegábamos a la casa manchados, soy de esa generación. Nuestras manchas eran de las peleas entre compañeros del cole, que se ganaban o perdían con uno o dos golpes. De nuestro contacto con el polvo de la peloteada en la canchita del colegio, de esas carreras que chicos como yo nos dábamos dos cuadras seguidas sin cansarnos compitiendo con nuestro mejor amigo, que el colegio realmente era un centro de diversión en vez de un centro de enseñanza, porque nosotros nos rebelamos contra eso e incluso así nuestros promedios no eran menores de quince.

En la secundaria, nuestras manchas fueron de besos o lápiz labial, o el refresco sobre la camisa. Soy de esa generación que llegó a pintarse la camisa, con el nombre y las palabras a puño y lapicero del nuestros compañeros, queridos o no. El recuerdo innato de una verdadera infancia, que no se basada en la solitaria habitación a la que está encerrando el internet a la generación, llamada “nativos digitales” de hoy. Nos enamoramos a primera vista y no mirando una foto en redes sociales digitales. Nuestras redes sociales eran en el barrio y en la escuela. Nos dimos nuestro primer beso por reto, por amor o por instinto humano. Nos gustaba nuestra vecina o la compañera más rica del grado más alto del cole, sabíamos que no nos haría caso pero igual le robamos un beso o un abrazo. Besamos a la fuerza, nos besaron a la fuerza. Pero consumíamos horas en contacto total con nuestra rebeldía.

Consumíamos horas y horas de nintendo también. Nos enamoramos solo una vez, tuvimos aventuras con nuestras compañeras, vecinos, amigas; nos besamos a escondidas en el colegio incluso, somos de esa generación que podía hacer lo que quiera sin equivocarse, si alguno lo hacía sabía que cambiada su mundo, pero también sabía que solo se tiene un vida por lo que no hay que arrepentirse de ser feliz, de ser uno mismo, sin los macabros arquetipos morales de la sociedad.

Pertenezco a esa generación rebelde que cambió el mundo. El mundo de hoy es gracias a que a nosotros nos importó un huevo el presente, empezando a darle significado contrario a todo: contrastamos el contexto de nuestra realidad y lo hicimos a nuestra manera, producto de eso tienen el mundo de hoy. Eso es más que gloria.

Fuimos chicos del año 1987, dichosos, generación que hizo más de mil pendejadas. Algunos huimos exitosamente de las drogas, otros cayeron; pero ninguno se escapó del alcohol. Probamos las delicias negativas de la vida, pero esto solo fue el empiezo de darle el giro de 180° al mundo. Mientras la mente de nuestros padres se oponía a nuestra rebeldía, nosotros ya estábamos lejos de su entendimiento para transformar este mundo aburrido en una fiesta multicolor.

Nuestro ingreso a la universidad estuvo marcado por más retos de los que hoy existen, muchos se quejan del hoy cuando el pasado era más duro, nosotros se lo hicimos fácil. Estoy orgulloso de pertenecer a esta generación rebelde, que se enamoró, que vivió, que lloró, que sufrió, que se equivocó y al único que nunca cambió fue a Dios, mientras en estos tiempos muchos se crean su propio dios.

No seguimos a los demás, nos seguimos a nuestros propios sueños. Los ideales que se imponían con nuestro comportamiento venían de nosotros mismos. Por eso es que somos una generación diferente, la generación que estuvo antes que existirá todo lo digital.

Pertenezco a esa generación rebelde que aprendió a utilizar aparatos electrónicos, que vio el nacimiento de la era digital pero que fue antes de los nativos digitales, somos mejor que ellos porque pertenecemos a la generación que propició su surgimiento. El Ipod y el Iphone son de nuestra era, porque absorbimos la rebeldía que se dio contra los medios tradicionales de comunicación. Mi generación traspaso toda idea convirtiendo a Windows y a Mac en lo que hoy son, mientras que los nativos digitales hicieron de Apple lo que nosotros ya habíamos hecho de Sony.

Muchos de mi generación ya se han vuelto adultos, no somos tan juveniles que antes, no podemos volver a innovar, sin embargo debemos hacer una llamado espiritual a la generación actual a no convertirse en “totalmente digitales”. No se encierren solo por el internet, es hora de formar otra generación con la bandera de la rebeldía, que no se encierre en una habitación con una conexión a redes y un ordenador, sino que se una a círculos juveniles y disfrute, sea viva, sea alegre, sea soñadora…

Sea emprendedora, sea eficaz, sea un movimiento juvenil que muestre su propio espíritu, que continúe rechazando los arquetipos sociales, que llegue a casa manchado de barro o de lápiz labial, que nunca deje de vivir, que siempre este con espíritu vanguardista y la guardia de quienes quieran hacerla retroceder.

Que pertenezca a esa generación rebelde que ha cedido su paso a otra nueva generación, que guardando el mismo ánimo, sean rebeldes a todo tipo de contexto impuesto a vuestro alrededor.
Somos felices, mi orgullo es ser rebelde y siempre seré rebelde. De esta manera les deseo una feliz navidad y un próspero año nuevo 2014, bienvenida la nueva generación rebelde.


Recuerda que puedes comentar libremente ¡Deja tu comentario! Publicaciones todos los Lunes (Zona horaria UTC or GMT -05:00) ¡¡¡Gracias por tu Visita y No olvides regresar!!!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El Fruto, sus partes y tipos de frutos. La Semilla, partes. Diseminación y Germinación.

Análisis de las Corrientes Literarias de la Literatura Peruana