Feliz día del amor y la amistad



Hoy es el día de la amistad, el amor, el compañerismo, la unión... para el marketing: día de consumo de rositas y chocolatitos y tarjetitas con poemas; para los índices demográficos, el día del sexo y los hoteles llenos... No importa con que perspectiva lo quieras ver, es un día de color rojo y rosado, es el día del amor juvenil y de la amistad incondicional; por eso regala amor, regala una sonrisa.

Un día especialmente para el día del amor juvenil. Época en que libremente se pueden expresar dos manos juntas caminando por la plaza, por el parque, por las calles, por los callejones sin que lo ojos de la moral la desprestigie. Las costumbres de nuestros días y las costumbres de antaño, partiendo de la vista sociocultural, no han cambiado mucho porque aún se tiene pensamiento vertical respecto a lo que deberían comportarse los jóvenes de la sociedad: en base a una moral restrictiva que impide la libre expresión de amor.

Y esa libre expresión de amor, que se pretende cada año controlar, resulta ser tan rica en contenido no lingüístico. Detenerse a observar calmadamente los gestos, las caricias, las expresiones en el rostro de los enamorados, nos pone de manifiesto las innumerables formas de manifestar nuestra atracción física, emocional, psicológica y sexual hacia la pareja que nos ha correspondido por naturaleza, por conquista o por el simple hecho que, como la frase clásica medita, es nuestra media naranja.

Los contextos sociales son diversos, los mitos del entorno son muchos. Ambos coexisten con el amor juvenil, en muchos de los casos para limitar su expresividad sustentada esta actitud en que los jóvenes suelen ser inocentes e inexpertos. Sin embargo, nos olvidamos que alguna vez fuimos también jóvenes cándidos que corríamos de la mano con esa persona especial que nos llena de felicidad.

Pero el amor juvenil no solo es andar de enamorados o pareja. Hay también grandes amistades que nos llenan de gozo cuando compartimos el tiempo. El día del amor será un motivo más para recordar las travesuras que habremos cometido en compañía de nuestro mejor amigo o amiga o pluralizando, amistades. Nadie puede decir que no ha tenido un amigo.

Un amigo hace que nuestras travesuras se multipliquen x10. Es un cómplice, un escaparate de nuestras bondades, un baúl de nuestras penas y tristezas, el libro de consejos cuando tenemos muchas dudas y nuestra fortaleza cuando caen nuestros ánimos; incluso nuestro amigo nos inspira de ideas, muchas veces que nuestros padres no están de acuerdo.

El día del amor, o de san Valentín, predica el día del amor juvenil (apasionado y sin límites en su expresividad) y el de la amistad incondicional (donde nos hacemos cómplices hasta de las pilladas más vergonzosas o los secretos íntimos mejor guardados). Este es el corazón que nos dispuso Dios. No obstante, como muchos de los días especiales del año, viene recibiendo los efectos del marketing.

Para el marketing, es el día donde se puede explotar en la oferta de chocolates de todas formas, colores, sabores, aromas; rosas rojas, blancas, rosadas, decoradas, envueltas en ramos de todos los tamaños; donde se ha hecho costumbre de llevar peluches, peluchitos, peluchotes de osos, perros, gatos y tantas ofertas similares, al igual que souveniers que te permiten tener un detalle en mano, en el exterior. Llevar un detalle no es malo, sobre todo si la persona gusta de ellos; lo que debemos evitar es anteponer esos detalles a las características innatas que demuestran nuestro lado sensible, el de la expresividad de nuestras emociones en los gestos, para dejar de lado solo una apariencia, si solo vemos el lado “detallista o material” sin combinarlo con esa creatividad, esa inspiración emocional propia de cada uno. Regala amor, regala una sonrisa.

Para los índices demográficos quizás sea el día más crítico, ya que los resultados de la elevación poblacional empiezan desde este día y terminan en noviembre. Siendo sarcástico, parece que muchos han convertido el día del amor y la amistad en promoción de libertad sexual, irónicamente los hospedajes, hostales y hasta los hoteles se encuentran llenos y van despachando parejitas cada 3 horas. Y eso que Iquitos no es la excepción, a veces de la casa de la persona al cuarto o de la plaza al cuarto. No olvidemos mencionar el índice de accidentes de tránsito, entre amigos pasarnos de cerveza o combinaciones abruptas de alcohol es algo muy común no solo en la Amazonía peruana. 

Cada contexto sociocultural enmarca su propio cuadro de costumbres para celebrar este día. En algunos casos es la mujer quien paga los gastos, en su mayoría el hombre y en pocos casos ambas partes. Eso es lo de menos. Lo importante está en qué le transmitimos a la persona que nos acompaña. Que socializamos con nuestros amigos que se esfuerzan por luchar junto a nosotros años tras años. Incluso, vale mucho si este día podemos hacernos de nuevos amigos, al fin y al cabor gozamos de una libertad especial para hacer algo nuevo.

San Valentín, es el día que la esencia de nuestros espíritus debería relucir la memoria, el recuerdo y el agradecimiento a quien nos extiende la mano día a día o con un beso suave roza nuestros labios y se esconde, en privado, en la espesura de nuestra piel. Feliz día del amor y la amistad.
 


Recuerda que puedes comentar libremente ¡Deja tu comentario! Publicaciones todos los Lunes (Zona horaria UTC or GMT -05:00) ¡¡¡Gracias por tu Visita y No olvides regresar!!!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El Fruto, sus partes y tipos de frutos. La Semilla, partes. Diseminación y Germinación.

Análisis de las Corrientes Literarias de la Literatura Peruana