El Pubbing, problema del presente siglo



Los equipos móviles que hoy se conectan a Internet, muy modernos, inteligentes, nos proveen herramientas comunicativas que jamás podrán reemplazar el contacto visual y táctil, una sonrisa o la mirada de un rostro hermoso, la vida e interacción social interpersonal donde no participan lo inalámbrico sino el sudor y piel. El pubbing es un creciente mal de nuestro siglo, nuestros hijos y hasta nosotros podemos padecerlo.

Y no que la tecnología y el Internet sean una mala combinación, al contrario, es una combinación que nos abre a nuevos mundos y nuevos medios de trabajo e interacción. El problema se presenta cuando se ve afectada nuestra personalidad desde la perspectiva enfocada en la atención y desarrollo sociopersonal como individuos dentro en un contexto social.

Al producirse esta alteración, se hace manifiesto un nuevo hábito en la persona, que consiste en ignorar nuestro entorno para exaltar sobremanera el uso de la tecnología. Un celular en la mano antes que una salida o prestar atención a nuestro interlocutor solo por contestar al whatsapp, ver el facebook o algúna app social, son los indicios de que estamos cayendo poco a poco en el mal de nuestro siglo, que es nuevo, conocido ocmo Phubbing.

El Phubbing, término de la unión de phone y snubbing, es menospreciar a las personas a nuestro alrededor, sea en una reunión, en la sala, en el colegio o cualquier otro lugar,  para prestar más atención al móvil u otros aparatos móviles. Lo estamos ya viendo a menudo, nos pasa a todos. Pero no nos alarmemos, todavía no es una alteración mental ni similar, por lo que tampoco debemos fanatizarnos en contra.

Lo cierto es que, lo mejor es ir revisando nuestros hábitos diarios. Esto nos ayudará a tener mejor autocontrol y no dejarnos controlar por nuestra afanosa obsesión por la tecnología. Si bien, muchos chateamos con nuestras amistades a través de las apps, también podemos empezar a controlarnos mejor cuando estemos rodeados de personas, que también pueden ser nuestros amigos o familiares. Saber proporcionar los hábitos y equilibrarnos para no caer en tendencias obsesivas de este siglo, no pondrán en riesgo las relaciones que podemos tener en el plano interpesonal social.

Hay muchas y variadas tendencias obsesivas de este siglo. Estas deben ayudarnos a superar nuestras limitaciones, pero sin que causen en nosotros dependencias incontroladas. Accedemos a la información y a la comunicación, pero las dosificamos para compartir nuestra atención tanto en la sala de nuestros hogares o ambientes públicos, así como en las charlas diarias de nuestras apps favoritas… ¡Buen chateo!


Recuerda que puedes comentar libremente ¡Deja tu comentario! Publicaciones todos los Lunes (Zona horaria UTC or GMT -05:00) ¡¡¡Gracias por tu Visita y No olvides regresar!!!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El Fruto, sus partes y tipos de frutos. La Semilla, partes. Diseminación y Germinación.

Análisis de las Corrientes Literarias de la Literatura Peruana