Empezó el mundial Brasil 2014



Es jueves, de un 12 de junio cargado de expectativas, muchas personas se encuentran alertas, como si algo fuera a pasar; la emoción en los pensamientos es intenso esperando que sean la 1 p.m. Iquitos está tenso. Llegada la hora: la inauguración del mundial Brasil 2014 se dio. Un mundial esperado en medio de protestas civiles en el gigante brasileño.



La inauguración acontece, con la representación icónica de los grandes grupos poblacionales del Brasil: Los negros, las etnias y los mestizos o blancos. Los colores desplegados nos dan una representación del interior sociocultural del Brasil, en la pasión de la danza por parte de los personajes que se apersonan al estadio saopaulino. El público grita de júbilo, mantiene su asombro, disfruta de la inauguración. El primer partido es Brasil vs. Croacia.

Tres niños que representan los grandes grupos sociales del país, entran a la cancha después que los jugadores de los equipos hicieron su entrada; los tres, llevan una paloma blancas en sus manos: parados en el centro, sueltan las palomas, quienes rodeando el estadio a la vista de los espectadores, nos muestran el deseo de paz y que la competencia se desarrolle lo más pacífico posible. El partido empieza: la brazuca se movió hacia campo de Croacia.

Este mundial acontece en país intensamente golpeado por protestas civiles, enfrentamientos con policía y exigencias de mayor inversión por parte del Estado. Los grupos protestantes brasileños no estuvieron de acuerdo con los gastos millonarios para los estadios y demás preparativos del mundial. No los criticamos. Sin embargo, todo lo que el gobierno del Brasil debió gastar en inversión social lo gastó en promover un evento internacional; la inversión social, lastimosamente es una inversión que no genera ingresos, en cambio, la inversión en eventos tan importantes como el mundial no solo genera rentabilidad para el tesoro publico brasileño, sino que afianza sus relaciones diplomáticas con los países del mundo entero, que van a llegar al país, van a pisar los estadios, van a gastar. Todo eso va generar la recuperación al doble, quizás al triple de lo que gastó, y el gigante brasileño además de ser reconocido como un gran organizador y anfitrión, habrá ganado mucho más dinero a las arcas para el mantenimiento social de su población.

Hoy celebramos el mundial, vemos a un Brasil que con coraje se esmero en darse a conocer al mundo, respetando y exhibiendo sus costumbres a los ojos de millones de personas, que no solo están en los estadios, sino también en los televisores. Disfrutaremos este mundial desde ahora, no queremos que se acabe, por todos los colores, por todos los competidores de alta categoría, por la belleza del país y su constancia por conseguir sus sueños aún en medio de las adversidades. Brasil, como anfitrión, es un ejemplo a seguir por parte de los próximos países que serán anfitriones. Problemas sociales hay mucho y cada mes, campeonatos mundiales solo uno y cada cuatro años.

Dios les bendiga.
 


Recuerda que puedes comentar libremente ¡Deja tu comentario! Publicaciones todos los Lunes (Zona horaria UTC or GMT -05:00) ¡¡¡Gracias por tu Visita y No olvides regresar!!!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El Fruto, sus partes y tipos de frutos. La Semilla, partes. Diseminación y Germinación.

Análisis de las Corrientes Literarias de la Literatura Peruana