¿Para quién fue escrita la Biblia?

Esta es una de las preguntas clave que tiene todo cristiano, la que al ser propuesta se lee todo tipo de comentarios. ¿Crees que realmente el pueblo de Dios que vive con el Espíritu Santo necesita de la Biblia? La finalidad por la que existe la Biblia y la esencia por la cual ha subsistido en diferentes épocas del año es respuesta a "para quién fue escrita".


De hecho, dentro del pueblo de Dios se puede leer oraciones seudo fariseas a la hora de responder esta interrogante clave, puesto que el nivel espiritual necesario para entender el propósito de Dios es el que está a la imagen de cristo, en otras palabras, al nivel de los apóstoles que recibieron directamente del Hijo de Dios el mensaje de salvación que sería llevado a todo el mundo.

Los apóstoles, y hasta el mismo apóstol Pablo, entendían perfectamente bien el propósito del plan de salvación de Dios y cómo este lo había estructurado para que a través de la muerte y resurrección de su hijo unigénito esta pudiera ponerse en correcto funcionamiento. Pero, lo que el mundo entero e incluso los creyentes que alardeamos tanto de espiritualidad y salvación nos olvidamos que los varones que recibieron la gran comisión eran amplíos conocedores del judaísmo, puesto que eran israelitas, incluso el Saulo (quien más tarde vendría a ser el apóstol Pablo) era fariseo.

Lo anterior quiere decir que para poder responder la pregunta "para quién fue escrita la Biblia" hay que comprender que se necesita un nivel de espiritualidad que este enriquecido del conocimiento de Dios y al nivel de Cristo, tal como los apóstoles recibieron del señor, que habiendo sido conocedores y hacedores de la ley, se convirtieron en conocedores y mensajeros de la salvación en cristo Jesús.

Solo respóndete a ti mismo: ¿Para qué le sirve al cristiano la Biblia si tiene al Espíritu Santo? Sinceramente nos basta y nos sobra el Espíritu Santo. Cuando nos volvemos al contexto de los profetas encontramos que ¡No había Biblia! y no por eso no eran mensajeros de YHWH (Dios) guiados por Dios. Lo mismo pasa en el nuevo testamento, los apóstoles solo tenían la Torá y los escritos de los profetas a quienes consultaba en las sinagogas, EL 100% DE LA DOCTRINA ENSEÑADA POR LOS APÓSTOLES ERA GUÍA EXCLUSIVA DEL ESPÍRITU SANTO DE DIOS. Increíble ¡ellos no tenían la Biblia! La Biblia es una recopilación de textos que en un principio eran documentos separados (llamados «libros»), escritos primero en hebreo, arameo y griego durante un periodo muy dilatado y después reunidos para formar el Tanaj (Antiguo Testamento para los cristianos) y luego el Nuevo Testamento. Ambos testamentos forman la Biblia cristiana. En sí, los textos que componen la Biblia fueron escritos a lo largo de aproximadamente 1000 años (entre el 900 a. C. y el 100 d. C.).

La edición de la Biblia, se realiza aproximadamente en 1450 por Juan Gutenberg. Esta edición se llamó la Vulgata y daba la podibilidad de que la gente del pueblo tuviera las Sagradas Escrituras, que hasta ese momento la interpretación de la misma había estado a cargo del clero.Y es a partir de un mesurado análisis de interpretación contextual de lo mencionado que podemos responder con claridad por qué y para quién fue escrita la Biblia.

En resumen, el libro sagrado inspirado por el Dios Eterno y Todopoderoso, La Biblia, fue escrita para el pueblo de Israel (la promesa del mesías) y para testimonio de salvación a las naciones; además, para edificación del cuerpo de Cristo con el fin de llevar el evangelio de paz a quienes no lo conocen.

La esencia del para quién fue escrita la Biblia es si lugar a dudas:  para testimonio a las naciones del amor Dios en Jesucristo; empezando desde el pueblo judío y terminando en todas las naciones del mundo. Entender esta pregunta requiere de tener el amor de Dios constante en nuestras vidas, lo que nos dará automáticamente el amor por las personas que no conoce de Dios. Dios es amor, por lo que no quiere que ninguno muera, por eso se estructuró desde el Génesis hasta el Apocalipsis todo un complejo sistema de salvación de las almas que Dios mismo ha creado, salvación del infierno, de las mentiras de Satanás, de la esclavitud de la carne y la restauración del mundo para Jesucristo y para los hombres.

La paz de Dios reine nuevamente. Llevad el testimonio de Dios, muchos lo necesitarán.

Dios te bendiga. Recuerda que puedes comentar libremente ¡Deja tu comentario! ¡¡¡Gracias por tu Visita y No olvides regresar!!!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El Fruto, sus partes y tipos de frutos. La Semilla, partes. Diseminación y Germinación.

Análisis de las Corrientes Literarias de la Literatura Peruana