Mi Destino eres Tú: Flor Ecuatoriana

Este dulce poema de amor quiero compartir con ustedes, interesante el nivel puro de lírica que muestra y tiene dedicatoria, pero solo será público el contenido del poema, porque el amor es público y no se esconde ni se finge. ¡Disfrútalo!



MI DESTINO ERES TÚ: FLOR ECUATORIANA
(Poema)

Guarda silencio que hoy quiero hablarte.
Porque quiero que estés atenta antes de marcharte.
Sé que estás con alguien que te espera,
Y yo aquí sentado solo quiero confesarte:
Que mis pensamientos aún guardan el día
Cuando nos conocimos por pura casualidad;
Que mis ojos extrañan ver los tuyos tímidos;
Que tu voz suave me deja una gran nostalgia.
Si conocieras de mis ansias por juguetear en tus lacios cabellos;
Si supieras que aun que no puedo
Quiero un abrazo tuyo que me transporte al cielo.
No quiero regalarte el mundo, quiero darte mi vida por completo
Quiero quedar a tus pies y que me hagas tu prisionero
Quiero vivir amándote y jurarte amor,
Aun después de muerto,
Aun cuando estamos lejos y nos une el ordenador.
Si supieras que todas las noches sueño
Que te tomo por la espalda y te susurro
Lo mucho que te extraño, lo mucho que te amo.
Tú eres mi más ansiado privilegio,
Tú eres mi más ansiado sueño,
Y hoy que nos escribimos y nos reencontramos
Después de tantos años quiero confesarte
Que mi destino eres tú: flor ecuatoriana.
Que mis ánimos anhelan tan solo tu sonrisa.
Que nadie ha podido llenar el vacío, que me llenas tú.
Que daría lo que fuera porque seas mi compañera.
Que mi corazón se muere por tu amor.
Que no encuentro nadie que me transmita
Lo que me transmites tú.
Que lloro todas las noches porque estés cerca de mí.
Que soy tu prisionero en mis sueños
Y quiero ser tu esposo en la vida real.
Que mis sentimientos solo apunta hacia ti.
Que aun cuando hoy estás comprometida
Mi corazón no deja de pedirme el calor de tus palabras
¡Oh desdicha la mía que no puedo estar a tu lado!
Y a pesar de la distancia,
Y a pesar de las diferencias,
Hoy nos reencontramos,
Hoy charlamos y definitivamente debo aceptar
Que estoy totalmente enamorado de vos,
Mi detino eres tú: flor Ecuatoriana.
Si estar cerca la vida me diera a tu lado,
Si poder correr contigo por las calles
De tu amado Quito sonriendo y jugando.
Nadie me da lo que me das tú.
Ese aire que llega hasta mi alma y me deja
Pensando todas las noches
Brillante como una flor que llegas a cautivar mi corazón
Si supieras que te amo más de lo que nadie te amó,
Porque aun cuando no podamos
Mi deseo todavía sigues siendo tú.
Mi destino eres tú: flor Ecuatoriana, 
Que te has adueñado de mi corazón.


De Giovanni Arturo Mori, Anggelus Nero.

Dios te bendiga. Recuerda que puedes comentar libremente ¡Deja tu comentario! ¡¡¡Gracias por tu Visita y No olvides regresar!!!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El Fruto, sus partes y tipos de frutos. La Semilla, partes. Diseminación y Germinación.

Análisis de las Corrientes Literarias de la Literatura Peruana