Un decisión para seguir

Una decisión genera un cambio. No es que uno se vea obligado a cambiar las rutas mentales que nos trazamos día a día, sino que día a día tomamos punto de partida en las decisiones para no dejarnos dominar por los miedos y las dudas. Si bien es cierto cada persona tiene su personalidad, opiniones y forma de ser, todos sin excepción habremos sufrido con muchas ideas viniendo a la cabeza y no saber qué hacer.

La decisión es la herramienta con la que demostramos nuestra firmeza y esa devocional de ánimo con el que tomamos la rutina. Empezamos la mañana resolviendo si despertarnos temprano o después de los 5 minutos que pasaron al sonar el despertador. Nos ponemos en mente si debemos desayunar pan con huevo y café o leche o yogurt, luego queremos reemplazar todo por una galleta y un gaseosa a fin de gastar menos.

Siempre necesitaremos apoyarnos de una sola idea para determinar nuestro camino. Es parte de la estrategia de vida, de la forma como administramos nuestro día a día, en las finanzas, el hogar, la familia, los amigos, el trabajo, la compras, el entretenimiento.

Eso sí, mejor es siempre estar informados que tomar una decisión al azar. Las decisiones son pautas claves, pero el conocimiento nos ayuda a decidir qué escoger. Como cuando empezamos a decidir hacia donde dirigir nuestro curriculum, aunque si no hay muchas ofertas podemos ser jardineros mientras salen ofertas que nos den el sustento diario. El conocimiento es importante porque nos dará mejores posibilidades de reflexionar qué hacer. Por ejemplo, yo decidí abrir este blog porque quería ser escritor.

Así es amado lector, cuando yo abrí este blog quería por fin consolidarme como escritor porque me encantaba escribir y no me arrepentí de ello; lo que sí pude lamentarme es haber distraído mi mente de esta posibilidad e irme por las tangentes por no quedarme a perseguir mis sueños. Cuando yo era niño mi familia se burlaba de mí por lo que yo escribía en papel o en el ordenador. Y tomé la decisión equivocada de olvidarme de todo e irme al carajo con esto para distraer mi mente en lo que no dio buenos frutos.

Sin embargo, decidir es volver a vivir también, porque delante de los fracasos y oculto en una lágrima encuentras la llave que te conducirá a reempezar. Tu puedes reescribir tu historia, solo tienes que decidir empezar de nuevo. Por ejemplo, yo quiero reescribir mi historia como escritor, así como lo pensaba en un principio, pero esta vez como Escritor y Fotógrafo ¿Lo puedo hacer? Por supuesto que sí. ¿Podré vivir de ello? ¡Claro que sí! Porque al final de cuentas puedes ser el cartero mientras escribes un libro y vas ganando experiencia. ¿Cuándo debo empezar? Ahora mismo.

Mas todo empieza en una decisión. Las decisiones son la forma como nosotros hemos derrotado a la incertidumbre y hemos ganado la lucha diaria. Por eso, motivate a empezar otra vez y a tomar una decisión ¿Te equivocaste? Todos lo hacemos ¿Sientes que no puedes? Es hora de dar un pie adelante y haz lo que te gusta hacer. Hoy es tu empiezo, vuelve a ser tú.

Giovanni Mori
Escritor y Fotógrafo Freelance.

Dios te bendiga. Recuerda que puedes comentar libremente ¡Deja tu comentario! ¡¡¡Gracias por tu Visita y No olvides regresar!!!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El Fruto, sus partes y tipos de frutos. La Semilla, partes. Diseminación y Germinación.

Análisis de las Corrientes Literarias de la Literatura Peruana