Liderazgo Familiar del Siglo XXI

La biblia nos dice "hijos obedeced a vuestros padres". Los padres tienen una gran obligación de estudiar e informarse para poder dar los mejores consejos a sus hijos. Un padre desobligado en autoeducarse se podría convertir en tropiezo para su hijo. Los padres preocupados por el futuro de su hijo sabrán como autoinformarse, entenderán que sus hijos tienen sus propias emociones y deseos, sabrán estar al corriente en los temas de actualidad y podrán autoevaluar que opciones podrían ser las mejores para los temas que se pudieran presentar en el día a día. La biblia dice: "...y no os seré gravoso, porque no busco lo vuestro, sino a vosotros, pues no deben atesorar los hijos para los padres, sino los padres para los hijos." ( 2 Co 12:14).

Un consejo inadecuado puede llevar al hijo/a a las frustración y la resignación. Esto porque muchos padres eludiendo su responsabilidad como guías y orientadores deciden dar consejos rápidos para eludir la obligación. Muchos de los consejos apresurados que se sueltan son producto de una visión subjetiva, donde podemos oír afirmarciones como "mis padres me formaron así", "tus abuelos nunca me dieron una buena educación", "tu debes escuchar a tu padre", "a mí nadie me dio para mi educación"; en ese conjunto de emociones del propio padre es donde empieza la desmotivación del hijo. Los consejos no pueden salir de un corazón que fue herido ni de las heridas del pasado, el amor consiste en que la persona buscará lo mejor para sus hijos, por encima de los resentimientos acumulados a lo largo de años. Los hijos tienen sus propios deseos, por lo que se les tiene que enseñar a desarrollar sus propias metas y tener sus propios objetivos, orientándoles a nunca rendirse en lograr lo que se han propuesto por más difícil que este sea. Las heridas que nos hicieron no deben afectar a los que amamos.

La educación bíblica incluso enseña que los padres tienen que ser más sabios que los hijos, ser más sabio implica aprender de todo para que los consejos puedan estar en función al bienestar emocional y total de sus protegidos. Desde el punto de vista bíblico, este asunto es más drástico porque la biblia OBLIGA AL PADRE A SER SABIO. Si hay quienes piensan que la biblia es drástica con los hijos y suave con los padres, esto es un gravísimo error que líderes religiosos enseñaron para tapar su ignorancia y falta de liderazgo familiar, así como su resignación y mal hábito al conformismo. La biblia exije al padre ser ejemplo, le obliga a tener buen testimonio delante de la congregación para ocupar cargos de responsabilidad ministerial, la biblia instruye al padre a que se vuelva sabio, exhorta al padre a tener una especial consideración en el aspecto emocional de sus hijos, exhorta a los padres aprender valores y derechos humanos. Un padre sabio será mejor guía para sus hijos. Un padre sabio no se logra con dinero, se logra con voluntad de superación con la finalidad de ver la superación de sus hijos.
 
Un buen padre sabe que su responsabilidad es ser guía y orientador para que su hijo pueda descubrir los potenciales que lleva dentro y para que sus conceptos sean desde el punto de vista objetivo. Un padre sabio respeta la personalidad de su hijo, considera especial afecto a sus emociones y esta pendiente de sus necesidades. Un padre sabio enseña valores universales y el respeto a los derechos humanos a sus hijos. Un padre sabio fortalece habilidades de aprendizaje de su hijo y le impulsa a buscar su vocación. Un padre sabio se autoinforma, se autoeduca, no busca excusas porque vivimos en la sociedad de la información ahora, donde podemos acceder de manera gratuita a todo tipo de contenidos. Los padres sabios son alegría de los hijos, así como los hijos sabios son alegría de los padres.

Y tú ¿Eres un padre o madre sabio? Los sabios no se hacen con dinero, valga la redundancia. Los sabios se hacen con dos ingredientes únicos: amor y voluntad. Incluso Dios ha provisto mucho contenido de aprendizaje en la biblia para ser un padre sabio, solo es cuestión de combinarlo con autoinformarse en los temas sociales de actualidad posible de nuestros tiempos. ¿Eres un padre o madre sabio? Estoy seguro que sí.

Giovanni Mori
Escritor y Fotógrafo Freelance.
Dios te bendiga. ¡Deja tu comentario!
¡¡¡Gracias por tu Visita y No olvides regresar!!!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El Fruto, sus partes y tipos de frutos. La Semilla, partes. Diseminación y Germinación.

Análisis de las Corrientes Literarias de la Literatura Peruana