Siempre estamos descontentos...

¿Por qué no aprecié todo esto cuando estaba viva? Estoy muy orgullosa de la vida que tenía...

Interesantes líneas, pero es cierto, no apreciamos nada de lo que tenemos cuando estamos vivos. Ni las oportunidades, ni lo que esta alrededor, ni las personas que circulan en nuestro ámbito interno y extreno; no apreciamos nada... es tiempo de sonreir y decir ¡Qué bueno es todo! ¡Qué bien disfruto de mi vida!

Y siempre estamos descontentos. Los hijos nos causan disgusto emocional y financiero, el trabajo no nos da la satisfacción que deseamos, las personas están hablando mal de uno ¡nadie parece hablar bien de ti! Tales opiniones te desvían totalmente de lo que realmente deberías apreciar: LA VIDA.

Vives por algo. Vives para disfrutar lo que tienes. No puedes tener cosas ficticias pero tienes a tu alrededor personas y objetos que hacen tu mundo maravilloso y único.

Hoy, déjame decirte que eres especial: especial para tus hijos, especial para tus padres, especial para tu pareja y tu ex pareja, especial para tus compañeros de trabajo, especial para las personas que circulas a diario y las cosas que haces día a día están hechas para ti, a tu medida, para equilibrar tu estado de ánimo y hacerte sonreir.

Sonríe y reconoce que lo único malo es que cuando mueres no recuperaras tu vida hasta que Dios lo diga. Cuando mueres no podrás disfrutar de levantarte a las 5:00 a.m. ni disfrutar de la posibilidad de amar o llarar por una persona.

Es tiempo de quitarte el abrigo de la apatía y el menosprecio y gritar ¡Muero por hacer todo lo que sé hacer cada día! ¡A sonreir!

Recuerda que el tiempo no se detiene, recuerda que las células no se detienen, recuerda valorar todo lo que tienes cuando estás vivo. Se feliz.

Giovanni Mori Escritor y Fotógrafo Freelance. Dios te bendiga. ¡Deja tu comentario! ¡¡¡Gracias por tu Visita y No olvides regresar!!!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El Fruto, sus partes y tipos de frutos. La Semilla, partes. Diseminación y Germinación.

Análisis de las Corrientes Literarias de la Literatura Peruana